La Hemofilia es una enfermedad en la que los sistemas de coagulación de la sangre no funcionan adecuadamente, por lo que la sangre coagula más lentamente.

El sistema de coagulación funciona gracias a unos factores coagulantes que trabajan conjuntamente en lo que se llama la “cascada de coagulación”.Si uno de esos factores no funciona bien, la cascada se interrumpe y se forma más lentamente el coágulo que impide el sangrado.

Hay dos tipos de Hemofilia:

Hemofilia A: está alterado el factor VIII
Hemofilia B: está alterado el factor IX

Además existen otros tipos de décifit de coagulación de la sangre, en función del factor que se tenga alterado: Von Willebrand (alteración del factor VII y disminución del funcionamiento de plaquetas), Afibrinogenemia (alterado factor I), Deficit de Factor XIII, etc.

Como consecuencia de esta interrupción en la cascada de coagulación, las lesiones o heridas sangran durante más tiempo del debido.