Desde 2002 la prevención de la Discapacidad ha sido una de las líneas de atención  al colectivo de personas afectadas por Hemofilia u otras coagulopatías congénitas.

La trabajadora Social, se encarga de llevar a cabo medidas de prevención y hacer hincapié a través de diferentes herramientas en las áreas más susceptibles, como la sanitaria, social, formativo o laboral, evitando riesgos que perjudiquen su calidad de vida y proporcionándoles información y atención continuada.

Además de la atención directa al colectivo, en el marco de este servicio, en el que en los últimos años se ha incluido la promoción de la autonomía, se realizan numerosas actividades con el colectivo, como talleres de padre, autotratamiento, actividades infantiles de promoción del deporte…